Inicio | Agrupación Local | Grupo Municipal | Comisiones Sectoriales | Canda | Noticias | Agenda | Programa Electoral | Contacto

Inicio

-

26 oct

2012

Actualidad
“LOS EMPRESARIOS TURÍSTICOS, MARGINADOS”
Clarificador artículo del Facebook de Juan Carlos Benavides.

Una vez más, el gabinete de crisis del “tres más uno” tenía que enfrentarse a una situación comprometida. No ganaban para sobresaltos. A pesar de su artificial mayoría absoluta, no podían ocultar la precariedad de su gobierno. Su falta de legitimidad, de autoridad moral tras haber usurpado el poder, se ponía de manifiesto una y otra vez. Y la verdad es que la gestión realizada hasta la fecha no les ayudaba demasiado.

Se encontraban ante una difícil disyuntiva. Era imposible seguir manteniendo la situación de provisionalidad y seguir funcionando con los presupuestos del año 2010 prorrogados y ya habían sido advertidos de forma reiterada por los servicios económicos del Ayuntamiento. Pero estaban tremendamente cómodos gastando a manos llenas unos dineros que no tenían, pues los ingresos habían disminuido a pesar de la subida de los impuestos. Cuando ya no podían perpetuar esta anómala situación se encontraron con otro problema que les provocó un súbito sobresalto.

Los presupuestos del Patronato de Turismo los tenía que aprobar la asamblea general de este organismo y a la misma asistían, con voz y voto, los empresarios turísticos de Almuñécar y La Herradura. Y ahí estaba la madre del problema. El “tres más uno” había hecho sobrados méritos para esperar una asamblea tormentosa, de inciertos resultados, que pusiera de manifiesto su desastrosa gestión en el sector turístico.

Su primera acción de gobierno fue desestabilizar a la asociación de Hoteleros. A pesar de la magnífica trayectoria de la asociación bajo la presidencia de José Andrés Fernández, un joven dinámico y emprendedor empresario local, que había contribuido a la consolidación de Almuñécar y La Herradura como municipio turístico, decidieron cargárselo. Pasando por alto su reconocida independencia, lo acusaron de “benavidismo”, por haber colaborado durante años con el Ayuntamiento para impulsar el sector turístico local. Utilizando como ariete a dos asalariados ávidos de poder, que nada tenían que perder pues nada arriesgaban, manipulando el censo de la asociación, jugando con las ambiciones de unos y el miedo de otros, consiguieron defenestrar a su presidente.

Todo este esfuerzo destinado a controlar la ITS, la iniciativa de turismo sostenible promovida por la Junta de Andalucía. Al final el tiro les salió por la culata. Tanto juego sucio para nada, pues la ITS sucumbió por falta de financiación. ¡La Junta de Andalucía está en bancarrota!

En paralelo iniciaron otra ofensiva contra el gerente del Patronato de Turismo, un magnífico profesional, que tras sacar su plaza por oposición, había dirigido con reconocido éxito el Patronato desde hacía una década. No querían buenos profesionales independientes, pues tenían que colocar a su comisario político de turno, a “Papi”, al frente de la promoción turística de la ciudad. Sus méritos profesionales no eran desconocidos, eran inexistentes. Pero esto no fue obstáculo para nombrarlo “a dedo”, tras conseguir hacerle la vida imposible al gerente hasta obligarlo a abandonar.

Como era de esperar, la promoción turística de la ciudad, tan importante en tiempos de crisis, cayó en picado ante la mirada estupefacta de los profesionales del sector. Añádanle la desastrosa gestión en materia de limpieza, echando por tierra en unos meses la imagen de “ciudad limpia” que tanto esfuerzo había costado conseguir. Súmenle el desastroso funcionamiento del servicio municipal de mantenimiento, ocupado permanentemente en montar y desmontar escenarios para la interminable sucesión de fiestas de la lideresa. Todo un coctel explosivo en plena crisis económica, que tenía a los empresarios hoteleros muy cabreados, lo que barruntaba una asamblea del Patronato bastante tormentosa.

Mientras que las privilegiadas lumbreras del “tres más uno” se derretían la sesera sin encontrar la forma de ponerle el cascabel al gato, su lideresa intentaba mantener la atención. Entre uno y otro bostezo, pues las reuniones de trabajo la aburrían de sobremanera y la dejaban exhausta, cuando todos creían que estaba dormida, tuvo una súbita inspiración ¡”Muerto el perro se acabó la rabia”!, casi gritó ante la sorpresa de sus conmilitones que pensaban que estaba soñando en voz alta. ¡”Si celebramos la asamblea del Patronato sin citar a los empresarios turísticos, no tendremos que dar explicación alguna y aprobaremos los presupuestos nosotros solos”!

Todas las mentes pensantes del gabinete de crisis del “tres más uno” estaban entusiasmados. Su astuta lideresa, una vez más, había encontrado la gatera para escapar de un serio problema. Manos a la obra. Dicho y hecho, la asamblea del Patronato de Turismo aprobó los presupuestos en ausencia de la mitad de sus miembros, los empresarios del sector turístico. En la misma se aprobó subir los gastos de personal un 30% y bajar los de promoción turística un 40%. Los empresarios no pudieron opinar ni oponerse, no estaban.

Por primera vez en 29 años los empresarios fueron marginados, dejándolos fuera del Patronato, algo verdaderamente insólito si tenemos en cuenta que su función era coordinar esfuerzos entre el sector turístico y la administración municipal.

¡Es como una elefanta en una cacharrería, lo está haciendo todo pedazos!, comentaba consternado un profesional del sector.

Turismo Comercio Deportes Servicios Públicos Cultura Movimiento Ciudadano Bienestar Social Agricultura Medio Rural

 
 
 
Registro de Boletín de Noticias
 

Si quieres estar al día sobre nuestras actividades y actualidad, ...regístrate!

E-Mail:

  He leído y acepto las condiciones
     

Turismo Comercio Deportes Servicios Públicos Cultura Movimiento Ciudadano Bienestar Social Agricultura Medio Rural
Partido Andalucista Almuñécar - La Herradura
Calle Angustias Vieja, 3 | Tel.: 958 63 48 70 | 958 83 86 50 | 669 19 72 56

 Aviso Legal y Política de Privacidad | Copyright © 2018 Partido Andalucista